Lota, 1960: la huelga larga que desgarra

portada.inddNo hay que juzgar un libro por su portada, dicen. Pero es que la de Lota, 1960, la Huelga Larga del Carbón, es imposible que no te llame. Es tan hermosa y desoladora como su contenido.

Este libro es en realidad un objeto histórico y de colección, un lugar donde confluye la certera pluma de Alexis Figueroa y las tintas de reconocidos ilustradores, entre ellos el gran Claudio Romo, para generar cinco historias, cinco miradas -cada una de ellas con un color- que nos cuentan (a veces incluso nos interpelan directamente), cómo fue esta huelga que marcó nuestra zona y que fue abruptamente interrumpida por el terremoto del 60.

Recorrer sus páginas es recorrernos un poco todos, es reconocernos ahí. Es dialogar con el pasado, sobre todo en un clima movilizado y bullente como el actual, para saber cómo fue, qué se hizo bien, qué se hizo mal, por dónde podemos aprender y hacerles honor a los que antes lucharon por nosotros y así recordar que todo lo que hacemos hoy repercutirá en el mañana. ¿Eso de dejar el mundo un poco mejor que como lo encontramos? Sí, ellos lo hicieron, ¿cómo responderemos? Al menos les debemos no olvidar.

Los dejo ahora con la descripción de los propios editores, porque desborda un cariño que -les prometo- se refleja en sus páginas:

Este libro comenzó a idearse a finales del año 2012. En ese entonces, conversábamos respecto a las posibles ediciones futuras de Nébula. Nuestra editorial es pequeña, y aIMG_2197caso nuestro desafío sea hacer al menos un buen libro por año. Este es uno. Para lograrlo nos propusimos trabajar con un grupo de excelentes ilustradores, conocidos tanto a nivel nacional como internacional, en un sistema tal que permitiese a cada uno desarrollar su estilo en su respectiva historia, con guiones proporcionados por Alexis Figueroa. Agregamos a esto una curatoría visual de Claudio Romo (que por supuesto, también fue ilustrador de una historia) y el diseño final de Hari Rodríguez, de Nébula. Se trata de nuestra primera incursión en la novela gráfica de tema histórico social. Se trata, a la vez, del rescate de diversas miradas sobre un suceso de características épicas, como lo fue la Huelga Larga del Carbón de Lota en el año 1960, en Chile, VIII Región. Hubo un tiempo en que nuestra región fue principalmente fabril y obrera, y los grandes complejos industriales alimentaban la vida en las ciudades. Lota, Tomé, Chiguayante, por nombrar los más cercanos, trabajaban incrustados en la economía regional. Pero después pararon. Hoy en día quedan ruinas en Lota, en Chiguayante, en Tomé. Son testimonios de las nuevas condiciones de la economía mundial. ¿Qué queda entonces? La memoria. Surgen nuevas formas, nuevos sujetos, nuevos personajes colectivos. Y es que hay una distancia temporal compleja, social, histórica entre los años sesenta y el presente post 2000. Acaso el transporte del pasado físicamente más feble sea la memoria, pero a la vez es lo único que nos permite –aún más que identidad– la noción de ser algo más que nuestra propia percepción, aislada y sola, ajena al otro, y así, sin continuidad ni historia, colectiva o personal. Hemos elegido entonces este episodio justamente como un hito, una inscripción, una grafía. Un episodio que habla y narra una voluntad de lucha y esfuerzo colectivo, una historia entonces no solo de coraje, sino esencialmente de comunidad. La historia de Lota no es una historia de “mineros”, es la historia de hombres y mujeres, niños, niñas, muchos, muchas, todos. Buscamos brindar una perspectiva artística, que proyectada en su ficción entregue este momento: Lota, 1960: la Huelga Larga del Carbón.

Pueden invertir en este libro aquí. Y ojo, que también pueden adquirir algunas ilustraciones originales (como la de acá abajo) en Zaguán (Rengo 125).

promo7

Compártelo con el mundo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Tropezando con Conce

lineas fuga 3Como Menjunje tiene escrito en la frente rescatar las buenas iniciativas culturales, conversamos esta semana con los chicos que están detrás del nuevo libro de Narrativa Gráfica made in Conce: Líneas en Fuga que se lanza este viernes a las 19:00 hrs. en Zaguán.

El dibujante Cristian Toro y el guionista Óscar Gutiérrez nos contaron detalles de su obra que rescata la deconstrucción de Concepción con personajes perdidos entre nuestras calles, de esas que muchas veces no salen en portadas de revistas y comerciales, como lo son Bulnes o rincones de Hualpén, además de los queridos y clásicos escondites de la UdeC, Plaza Perú y Tribunales.

Este trabajo colaborativo contó con varios personajes reales, en un comienzo el guionista y el dibujante fueron armando y reescribiendo la historia a través del texto y un banco de imágenes generadas para obtener la estética principal de la obra, “luego trabajamos en un storyboard junto con el editor, Cristóbal Florín, de esa forma, además de postular y ganar el Fondart Nacional, nos integramos a una editorial independiente para el proceso de distribución y difusión del libro, lo cual es importante para completar el proyecto, ahí llegamos a La Tregua, específicamente con Rosa Valdivia”, nos contó Cristian.

lineas fuga 4A través del Fondart, gestionaron este proyecto multiformato que les permitió expandirse a través de otras piezas gráficas e intervenciones en espacios de la ciudad, entre ellos, exposiciones de serigrafía de Gonzalo Opazo, murales en la ciudad con la colaboración de Gabriela Solís y Jorge Grandón, y un cuadernillo creado por la diseñadora Daniela Venegas; el objetivo consistía que en cada intervención colaborara un nuevo artista.

“Lo más corto y simple es decir que es un retrato generacional, pero la idea es más que eso, te das cuenta de cómo se va deconstruyendo la ciudad. Además el nombre Líneas de Fuga hace juego con el personaje principal (Carlos) y cómo construye su identidad”, señaló Óscar mientras nos indicaba que cerca de nosotros, en los pastos del foro, se veía un Carlos cualquiera sentado, dando la hora.

Líneas de fuga nos da luces sobre la construcción de identidad pero de manera más diversa, no como un proceso lineal, hay ciertos devenires y los sujetos se defienden para encontrarlo, “en este caso, un cabro que estudia en Conce, lo único que sabe de él, por ejemplo es que es metalero, o lo que sea, por lo tanto debe comenzar a construirse a sí mismo y en este proceso, toma ciertas posturas y en estos espacios se desenvuelve y se encuentra, este libro trata más sobre las creación de identidad del personaje, visualizando un Conce distinto”, nos contaron.

Cristian Toro y Óscar Gutiérrez (de izq. a derecha)
Cristian Toro y Óscar Gutiérrez (de izq. a derecha)

Sobre nuevas ideas y proyectos, los chicos nos cuentan que este es el punto de partida y que les da pie para desenvolverse en un espacio de experimentación, “a través del trabajo colaborativo surgen nuevas simbiosis”, dijo Óscar. Por otro lado, Cristian destaca que tuvo la posibilidad de perfeccionar y profesionalizar su arte, “fue posible darle más sustento a mi trabajo a través del relato y a trabajar esas inquietudes que tenía a través del espacio y un sistema visual coherente, un imaginario donde encuentras personajes, íconos y distintas capas visuales”.

lineas fuga 2Sobre trabajar independiente, los chicos nos cuentan que la experiencia es divertida, pues es más cotidiano e informal, “hay un círculo que se va ampliando y hay una gran movida independiente en relación a espacios de arte, así nos conocemos con otros en instancias informales y llegamos a más gente”, señaló Cristian.

Por último, el guionista nos adelantó algo de la historia, sin embargo no se menciona bien el pasado del personaje, más bien tiene que rellenarlo el lector, “me gusta la sugerencia, no me gusta que todo esté explícitamente desarrollado, gracias a los espacios vacíos el lector puede generar y ampliar su campo de lectura, los finales no son tan cerrados y la gente lo lee dependiendo de qué tan melancólico o felices vean la vida. El motor de la historia comienza con un quiebre de una relación que lo mantenía a flote en esa realidad que se va desmoronando de a poco, ahí va viendo que mientras tropieza constantemente con la ciudad, la ciudad también tropieza con él”, señaló Óscar.

Ya saben, este viernes a las 19:00 hrs. en Zaguán (Rengo 125) es el lanzamiento. El libro estará en venta a $12.000 junto con unos regalos adheridos, y a $15.000 con una serigrafía, una pieza de colección, digna para ser colgada en tu hogar.

Compártelo con el mundo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Manuel García y Camila Hirane interpretarán historias penquistas

La premiación del ya conocido concurso literario “Concepción en 100 palabras” de este año se viene lindo, porque en el Foro de la UdeC, Manuel García y la actriz Camila Hirane protagonizarán una lectura dramatizada y musicalizada de los 8 relatos breves galardonados en esta edición.

Recordemos que el concurso recibió cerca de 6.300 cuentos que relatan aspectos de la vida en la ciudad de Concepción, por lo que la cita es ideal para los #concelovers como nos declaramos en Menjunje: una instancia única de poder vivir la experiencia penquista de otros a través del mágico Manuel García y la talentosa Camila Hirane.

El evento se realizará mañana martes 19 de enero a las 20.oohrs y contará con un intérprete en lenguaje de señas.

En la instancia se presentarán un primer lugar, quien recibirá un millón de pesos; un premio al Talento Joven y al Talento Infantil –la gran novedad de este año– además de cinco menciones honrosas que recibirán 250 mil pesos cada una. La selección de los cuentos finalistas estuvo a cargo de los escritores Marcelo Mellado, Luis López Aliaga y Nieves Alonso, académica de la Universidad de Concepción.

Compártelo con el mundo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone